Viajes, pileta, calor y playa: tips para cuidar la salud ginecológica en verano

Mundo Halitus

Inicio - Mundo Halitus - En Los Medios

Por: Para Tí | 15/01/20

Viajes, pileta, calor y playa: tips para cuidar la salud ginecológica en verano.


Infecciones ginecológicas de verano

Todo lo que hay que saber, y aplicar, para no pasarla mal durante las vacaciones.

El verano es una época donde aparecen viajes, el uso de piletas, y la posibilidad de estar en la playa durante varios días seguidos. Todas estas situaciones pueden traer aparejados algunos problemas gine

Aunque no está probado que las infecciones vaginales aumenten en verano, sí es cierto que en el consultorio se pueden ver molestias o consultas con más frecuencia que en otras épocas. Por eso mismo, es importante aclarar que no todas las molestias vaginales tienen que ver con hongos o bacterias, sino que muchas se relacionan con otras causas, como la irritación y la alergia.

“Algunas situaciones que alteran el medio vaginal pueden influir en ese ambiente equilibrado dando lugar a síntomas como molestias, olor, picazón o aumento del flujo. Lo que ocurre en verano es que el calor, la sudoración, la ropa ajustada con aumento de temperatura local, el traje de baño, podrían favorecer estas molestias”, explicó Moltoni.

Además, según la especialista, en algunos casos en esta época las mujeres se tienden a depilar más, lo que deja la zona genital más expuesta (el vello tiene como función proteger los genitales)y en caso de, por ejemplo, el rasurado, existe riesgo de infecciones localizadas en la piel de la zona,

Por esto mismo, la profesional indicó que durante todo el año, pero especialmente en esta época, la higiene íntima debe ser siempre externa, vulvar, con agua sola o con jabón delicado, sin perfume. “La presencia de la higiene es importante, pero su exceso puede ser contraproducente: puede barrer sus defensas naturales, llevar a un aumento de síntomas, alteración del pH vaginal, y a un círculo vicioso que hay que romper”, aclaró.

A su vez, sostuvo que para no sufrir molestias durante el verano, lo importante es dejar que la zona respire, usando ropa suelta. Lo mismo para la ropa interior, que es ideal que sea de algodón.

“Algo importante es evitar los protectores diarios, los cuales, a pesar de ser ‘sin perfume’ o ‘respirables’, en verdad no van a dejar que el calor y la humedad de la zona se liberen. Además, por ser sintéticos, pueden generar dermatitis y alergias, dando síntomas como si hubiera una infección”, dijo y aclaro que en lo posible, hay que evitar dejarse puesto el traje de baño húmedo al salir tanto del mar como de la pileta.

Además, para las que usan copa menstrual, Moltoni dijo que al irse de viaje, lo elemental es no olvidarse de llevar un recipiente adecuado para poder esterilizarla sin riesgos. “Al manipularla, hay que hacerlo con las manos lavadas con agua y jabón. Esto aplica también a los tampones. Si estás en camping o en zona complicada, podés pasarte alcohol en gel en las manos y esperar unos minutos antes de manipular la zona para evitar ardor”, indicó.

Por último, la médica ginecóloga aclaró que ante una posible molestia, cuando se está de vacaciones, algunas mujeres prefieren comprar en la farmacia cualquier medicamento, cuando lo indicado es asistir a la guardia de algún centro médico para poder ser evaluada. “No todos los casos necesitan óvulos, a veces la molestia es por otro tipo de infección, incluyendo infecciones de transmisión sexual, así como por causas no relacionadas a infecciones”, agregó por último.


Link Noticia Original