Mes de la Fertilidad: ¿es posible rejuvenecer los ovarios? - Halitus Instituto Médico - Líder en tratamientos de Fertilización asistida

Mundo Halitus

Inicio - Mundo Halitus - En Los Medios

Por: Crónica | 16/06/21

Mes de la Fertilidad: ¿es posible rejuvenecer los ovarios?


El envejecimiento ovárico comienza a partir de los 25 años, se acentúa a los 35 y empeora a los 40. La demora de ese proceso es posible a partir de nuevos tratamientos.

El factor ovárico es la causa más frecuente de infertilidad en la actualidad, y la de pronóstico más complicado. En el marco del mes de la fertilidad, un especialista habló con Crónica sobre los tratamientos disponibles para «rejuvenecer» los ovarios.

El envejecimiento de los ovarios es un proceso natural que se da en la mujer y el motivo más habitual en pacientes con infertilidad, esto ocurre por la llegada cada vez más tardía a la búsqueda de un hijo.

«La función ovárica está relacionada en forma directa con la edad de una mujer. A los 25 años es el momento ideal en cuanto a cantidad y calidad de óvulos, a partir de ahí empieza un declive que se acentúa a los 35 años, y cae de manera acelerada para los 40″, explica el doctor Sergio Pasqualini (M.N. 39.914).

Es por eso que todos los esfuerzos de quienes buscan un hijo y su médico deben ser encarados a encontrar la forma de hacer más lento ese deterioro, como la posibilidad del “rejuvenecimiento” de los ovarios.

¿Cómo funciona el Plasma rico en plaquetas?

«Dentro de las técnicas de rejuvenecimiento ovárico que se vienen desarrollando y estamos utilizando en forma experimental, está la inyección de Plasma rico en plaquetas (PRP). Se trata de una porción del plasma (fracción de la sangre que no contiene glóbulos rojos) que tiene una concentración mayor de plaquetas que la sangre circulante», afirma el director de Halitus Instituto Médico.

Las plaquetas son fragmentos celulares que contienen proteínas, factores de crecimiento, citoquinas, etc., que al ser liberadas generan una acción local de estimulación de crecimiento celular, reparación, y modulación de la función celular. Se suele utilizar en el tratamietno de heridas, traumatismos musculares, óseos, en la inyección intraarticular, entre otros.

«Con el paso de los años, los grupos de células madre de los ovarios que van a dar origen a los óvulos maduros, llamadas ovogonias, pierden su vitalidad. Es ahí donde los estudios postulan que podría ejercer sus efectos el plasma rico en plaquetas, al activar estas ovogonias», asegura Pasqualini.

El potencial beneficio del PRP autólogo (de la misma paciente) inyectado en los ovarios puede aumentar las chances de lograr el embarazo por vía natural, cuando fuese factible y, en consecuencia, mejorar las posibilidades de lograrlo en el caso de realizar un tratamiento de fertilización asistida de alta complejidad.

«La inyección del PRP en el ovario se realiza por medio de una punción transvaginal con control ecográfico y puede ser realizada al finalizar la aspiración folicular -en el caso de ser realizada en el marco de un tratamiento de fertilización in vitro-, en otro momento del ciclo como único procedimiento», detalla el doctor.

Cuidar la salud de los ovarios

Los ovarios, así como los testículos en los hombres, son los órganos más sensibles del cuerpo humano. «Todos los seres humanos estamos condicionados por los genes con los que nacemos. En relación a los ovarios, ellos dictaminan cuánto tiempo de vida útil van a tener. Pero, a su vez, lo hará también la epigenética, que es el medio ambiente cuando actúa sobre los genes, ya sea activándolos o silenciándolos, haciendo que se expresen o no», remarca el especialista.

Ese medio ambiente se separa en el externo, que es con el que el cuerpo se relaciona, y el interno, con el que lo hacen todas las células. «El medio ambiente interno funciona en forma de redes, interactuando todo con todo, por medio del sistema nervioso, el hormonal, el de las moléculas, el inmunológico y el de los microorganismos con los que convivimos. Cuando alguno de estos sistemas falla puede alterar el todo y dar origen a distintas patologías, como ser una perdida más temprana de la función ovárica«, advierte Pasqualini.

Es por ello que los hábitos saludables son tan importantes -aclara el médico- para el mejor y más duradero funcionamiento del organismo y de los ovarios. Esos incluyen una correcta alimentación, evitar o disminuir tóxicos como el tabaco, las drogas, los conservantes, los plásticos, los pesticidas, entre otros. Además, es muy bueno realizar actividad física, yoga, el «counseling», la psicoterapia, mantener una buena sexualidad y todo lo que disminuya el estrés.

«Saber que nunca es tarde para comenzar con los hábitos saludables y que los beneficios son reales, es estimulante para el hacer el cambio2, concluye el especialista.


Link Noticia Original