Preguntas Frecuentes sobre Fertilidad, Embarazo y más! - Halitus Instituto Médico - Líder en tratamientos de Fertilización asistida

ERA (Análisis de la Receptividad Endometrial), determina el momento óptimo del ciclo endometrial en el que realizar la transferencia embrionaria. De esta forma, el análisis ERA puede incrementar las probabilidades de conseguir un embarazo al sincronizar un embrión preparado para implantar con un endometrio receptivo.

EMMA (Endometrial Microbiome Metagenomic Analysis), puede determinar si el entorno microbiano del útero es óptimo para la implantación embrionaria. EMMA proporciona una visión completa de la composición bacteriana del endometrio, incluyendo los patógenos que causan Endometritis Crónica, que pueden ser detectados con el test ALICE.

ALICE (Analysis of Infectious Chronic Endometritis) detecta las bacterias que, de manera más frecuente, causan endometritis crónica. Permite ampliar la evaluación del factor endometrial a nivel microbiológico para mejorar el manejo clínico de las pacientes con esta enfermedad asintomática.

Todas las células del cuerpo tienen dos pares de 23 cromosomas (2 copias de cada uno) pero tanto óvulos como espermatozoides poseen solo una copia, es decir, 23. Este estudio permite analizar la cantidad de cromosomas que poseen los espermatozoides de una muestra y determinar su normalidad.

¿En qué consiste?
Consiste es analizar en laboratorio una muestra obtenida en un frasco estéril. Puede no resultar tan simple si la muestra posee escasa cantidad de espermatozoides para el análisis ( requiere de un mínimo de 1 millón de espermatozoides por mililitro para poder realizarlo).

¿Quién debería realizarlo?

  • Aquellos que presentan algún tipo de alteración en el semen (por ejemplo bajo recuento espermático o espermatozoides morfológicamente alterados).
  • Pacientes que han tenido abortos de causa desconocida.
  • Ciclos previos de Fecundación in Vitro con resultados fallidos, con fallas de implantación.

¿Qué nos dice el resultado?
El resultado alterado marca la presencia de anomalías cromosómicas en los espermatozoides de la muestra, lo que implicaría un riesgo de que, al fecundar a un óvulo, produzcan embriones con anomalías cromosómicas también. En este caso se podría recomendar recurrir al Diagnóstico Genético de Premplantación durante un tratamiento de fertilización in Vitro de alta complejidad para identificar y transferir al útero aquellos embriones cromosómicamente normales.

Cada célula en el cuerpo tiene cromosomas, estructuras organizadas que contienen ADN y proteínas. Esta información es necesaria para el crecimiento y desarrollo. Hay 24 tipos diferentes de cromosomas en los seres humanos, designados de 1-22 y los cromosomas sexuales X e Y. La mayoría de las células contienen 46 cromosomas en total, un par de cromosomas 1-22, y XX para una mujer y XY para el varón. Un espermatozoide debe tener 23 cromosomas y el óvulo debe tener 23 cromosomas. Por lo tanto, cuando un espermatozoide fecunda un óvulo, el embrión resultante tiene 46 cromosomas en total.

Cada mujer puede producir óvulos cromosómicamente anormales y cada hombre puede producir espermatozoides cromosómicamente anormales. Si un óvulo con 24 cromosomas es fecundado por un espermatozoide con 23 cromosomas, el embrión resultante contiene 47 cromosomas (un cromosoma extra). Un ejemplo común de una anomalía cromosómica es el síndrome de Down, que es causado por la presencia de tres copias del cromosoma 21 en lugar de dos. El origen de las aneuploidías embrionarias (cromosomas adicionales o ausentes), puede deberse a un óvulo anormal, a un espermatozoide anormal, o a un posterior error en la división celular. Las anomalías cromosómicas pueden dar lugar a fracaso reproductivo o que en tratamientos de reproducción asistida no se consiga gestación, también pueden ser las responsables de abortos espontáneos del primer trimestre, muerte fetal, o recién nacidos con anomalías cromosómicas.

Es el estudio genético del embrión (PGT), previo a su transferencia. Permite seleccionar los embriones genéticamente normales, incrementando de esa manera las posibilidades de embarazo por transferencia.

Adicionalmente al test PGT se puede realizar el test biomarcador mitocondrial que nos informa de la cantidad de ADN mitocondrial. Los valores obtenidos con este test nos podrían permitir identificar cuáles de los embriones cromosómicamente normales de una paciente, podrían tener una mayor posibilidad de implantación. Un aumento de la cantidad de ADN mitocondrial (ADNmt) en embriones euploides se relaciona con un escaso potencial de implantación y puede ser indicativo de la reducción de reserva energética durante la maduración de ovocitos. La cuantificación mitocondrial es un valor que representa el contenido normalizado de ADNmt en embriones euploides e indica el contenido total de ADNmt en la muestra (Diez -Juan A, Rubio C et al. 2015).

La criopreservación es mantener los óvulos/ embriones a muy bajas temperaturas (-196 °C) disminuyendo de esta manera las funciones vitales a un grado mínimo, pudiendo de esta manera mantenerlos durante mucho tiempo. El tiempo más prolongado de mantenerlos criopreservados con nacimiento al descriopreservarlos, en el mundo, es de 14 años y fue logrado en nuestro Instituto. La vitrificación es la forma en la que se realiza la criopreservación en la actualidad, y consiste en el descenso brusco de la temperatura hasta llegar a los -196 °C, a diferencia de la forma lenta anteriormente utilizada. Con la técnica de la vitrificación se logró evitar afectar la calidad del óvulo. La sobrevida al descongelarlos dependerá de su calidad previa y de que el procedimiento se lleve a cabo “según arte”.

La firma del consentimiento es un paso muy importante y obligatorio para su tratamiento.

UN CONSENTIMIENTO POR CADA TRATAMIENTO

Recibirás un mail de consentimiento por cada tratamiento que debas realizar y el proceso se debe repetir por cada uno.

SIN EL CONSENTIMIENTO NO PODEMOS ENVIAR LA DOCUMENTACIÓN PARA TRAMITAR LA AUTORIZACIÓN DEL PROCEDIMIENTO

Una vez que recibamos los consentimientos correctamente firmados, le enviaremos la documentación para presentar ante su obra social para gestionar la autorización.

LOS CONSENTIMIENTOS TIENEN VENCIMIENTO SE DEBEN COMPLETAR DENTRO DE LOS PRÓXIMOS 30 DÍAS

Dado que los estudios que ha realizado tienen una vigencia, esta solicitud se vencerá transcurridos 30 días por lo que le recomendamos firmar los consentimientos y remitirlos lo antes posible. Cumplido este plazo deberá sacar nuevamente un turno con su médica/o para gestionar un nuevo pedido interno de autorización.

RECIBIRÁS LA DOCUMENTACIÓN EN UN PLAZO DE 7 A 10  DÍAS UNA VEZ ENVIADOS LOS CONSENTIMIENTOS

Una vez que recibamos los consentimientos correctamente firmados, le enviaremos la documentación para presentar ante su obra social para gestionar la autorización.

PASOS A SEGUIR

  1. Imprimir UNA COPIA del consentimiento en el link que te llegó por mail. Es un consentimieno por cada mail que te llegó.
  2. Marcar con una cruz o un tilde la opción que corresponda en los fragmentos que tengan diferentes opciones con lapicera NEGRA sin excepción.
  3. Deberá ser firmado por usted  y por su pareja, si corresponde.
  4. Una vez que estén completo y revisado, deberá escanearlo*
  5. Y finalmente deberás subir el archivo  y enviarlo a través del mismo link de donde lo imprimió  clickeando “seleccionar” y “aceptar”

MUY IMPORTANTE:  

NO OLVIDE LLEVAR LOS ORIGINALES EN PAPEL A SU SIGUIENTE CONSULTA. Le solicitamos que en su siguiente turno le entregue a su médica/o los originales en papel firmados para ser archivos

*Recomendaciones para el escaneo de su Consentimiento

Es importante que el escaneo de consentimientos sea prolijo y de calidad para que sean legibles, no haya imágenes agregadas y solo se vea la información necesaria. Le recomendamos descargarse la aplicación Evernote Scannable (iOS) o CamSanner (Android) y leer el instructivo de uso de cada una para lograr escaneos óptimos y enviarnos los documentos en formato PDF.

Cada consentimiento, aunque tenga varias hojas, debe ser enviado como un solo archivo PDF por lo que deberá escanear hoja por hoja y luego guardarlas en un PDF único antes de enviarlo. Realizar este procedimiento por cada consentimiento que va a recibir en cada mail por separado.

Durante el embarazo se producen cambios hormonales y corporales que buscan otro equilibrio energético y pueden repercutir en la mujer de distintas maneras. Durante los nueve meses, la acupuntura puede ser útil en casos de:

 

  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Stress
  • Cefaleas
  • Acidez
  • Calambres
  • Control de peso
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Antecedentes de abortos recurrentes
  • Trastornos inmunológicos
  • Casos en los que se prevé mayor posibilidad de desarrollar preclampsia o hipertensión
  • Retención de líquidos

Además, mejora la preparación para el parto, puede ser de ayuda para la correcta posición del bebé y para favorecer la dilatación del cuello del útero llegado el momento.
La frecuencia y la cantidad de sesiones variarán según el diagnóstico y el objetivo a lograr. La acupuntura puede ser la única terapia, o ser complementada con otras terapias “convencionales”.

La preparación apropiada del endometrio (capa interna del útero) para la adecuada implantación del embrión dependen de una ovulación normal. El mecanismo por el cual se produce depende de un sano equilibrio en todos los sistemas, y esto involucra al reproductivo. Algo similar ocurre en el hombre con la producción de espermatozoides.
Esto se refleja en una sola palabra que estudia esta interrelación entre los sistemas del cuerpo: psico-neuro-inmuno-hemato-endocrinología. Significa cómo la psiquis, el sistema nervioso, el inmunológico, la coagulación y el sistema endocrino están interrelacionados y cómo la alteración de uno puede alterar el todo. Mantener o restablecer el equilibrio perdido es lo que se busca con la acupuntura, y es lo que puede ser beneficioso en los casos de infertilidad.
Ahora bien, si los ovarios dejaron de funcionar, la acupuntura no logrará “resucitarlos”, pero sí puede colaborar a que cuando está funcionando de manera inadecuada, obtenga de ellos lo mejor que puedan dar.
Otro tema que aparece con frecuencia es el diagnóstico de esterilidad sin causa aparente, esto significa que no se detecta una real causa por la que la mujer no logra el embarazo –ej: trompas afectadas o un factor masculino severo-. Y es en estos casos en los que la acupuntura resulta aún más interesante para explorar, ya que en ocasiones es posible lograr el embarazo con este solo agregado, aunque también puede ser muy útil como complemento de los casos en los que existe la indicación de realizar alguna de las técnicas de fertilización asistida, para intentar colaborar para obtener el resultado esperado.

Es una respuesta adaptativa del organismo para adecuarse, pero si la situación estresante se sostiene el tiempo, la reacción adaptativa deja de ser una medida saludable y se convierte en un factor que lo vuelve proclive a disfunciones, anomalías y enfermedades afectando el sistema inmunológico, el sistema psíquico, el sistema endocrino y la psiquis. El stress impacta en todo el organismo, por eso, requiere de un abordaje integral de mente – cuerpo. Y, si bien no es causa de infertilidad puede incidir en el logro- o no- de un embarazo.

La Psiconeuroendocrinoinmunología (PNEI) dice que los 4 sistemas, el psíquico, el neurológico, el endócrino y el inmunológico, funcionan como una unidad, como una pieza de relojería y que además están en constante comunicación a través de sustancias mensajeras. Que cuando uno de estos sistemas se desequilibra, afecta al resto. La PNEI habla de la comunicación mente-cuerpo y de la importancia de las emociones como puente entre ambos. El stress es un mecanismo que nos prepara para accionar. Esta posibilidad viene con nuestra naturaleza. Nuestro cerebro detecta una amenaza y el cuerpo recibe todas las sustancias que le permiten ponerse en acción para resolverla. El hombre actual percibe tantas amenazas que no puede resolver todas en el momento y el organismo produce las mismas sustancias que quedan dando vueltas en el organismo y genera respuestas adictivas a esa química de tensión.

¿Cómo incide el estrés en la fertilidad?

Si bien el mecanismo por el cual el stress puede alterar el resultado de una FIV no está establecido, se sabe que la reacción cerebral provoca en los demás sistemas una respuesta de adaptación pero, si es excesiva, puede resultar en diversas enfermedades secundarias, entre ellas alteraciones reproductivas que dificulten la llegada de un embarazo.
En las mujeres podría provocar variaciones en los niveles de liberación de LH y de estradiol, causar alteraciones ovulatorias, fallas de implantación y abortos. El momento crucial en una fertilización in Vitro es la implantación embrionaria. Hay estudios avanzados que muestran el rol relevante del sistema inmune en este momento y, como está probado el rol del stress sobre el sistema inmunitario y desequilibrio en las respuestas celulares, esto también puede incidir en el resultado de un tratamiento.
Los hombres también padecen cuando su pareja debe enfrentar un tratamiento de infertilidad, y más aún si enfrentan un factor masculino. El stress, además, podría provocarles impotencia, aneyaculación y oligospermia con alteración de la calidad del semen. Incluso hay trabajos que muestran que podría incidir en el volumen seminal- por disminución de los niveles de testosterona- y en el porcentaje de espermatozoides de forma normal. Por último, los altos niveles de stress pueden incidir en la continuidad del tratamiento de reproducción asistida, por eso es importante todo lo que la pareja pueda hacer para disminuirlo.

No quedan dudas de la existencia de distintos matices que entrelazan factores psicológicos con los fisiológicos. El tratamiento de fertilidad conlleva un alto nivel de stress que disminuye las probabilidades de éxito. Si bien está demostrado que el pico de stress para las parejas que están atravesando la experiencia de infertilidad se ubica entre el segundo y tercer año de intento, los síntomas de angustia y ansiedad pueden observarse más temprano.

Por todo eso, es que en Halitus implementamos las actividades de Mente- cuerpo.

El cuerpo y la mente están intrínsecamente ligados y la interacción entre ambos tiene influencia directa sobre la salud y la enfermedad, la vida y la muerte. La medicina mente-cuerpo atiende las necesidades emocionales, cognitivas, físicas, nutricionales, vinculares, espirituales y energéticas. Hoy la ciencia acepta la cercanía de esta medicina mente-cuerpo que necesita del vínculo médico-paciente, de la participación activa del paciente y de una medicina que pueda atender todas sus necesidades y no sólo las físicas. Cada vez más, las herramientas propias de una persona pueden hacer la diferencia y sanar su vida, su cuerpo y su alma.

Lo primero que hay que comprender es que existen mecanismos bioquímicos que regulan procesos fisiológicos que se asocian al avance de una enfermedad o de una incapacidad y que están originados en estados emocionales y actitudes psicológicas. Hay emociones que ponen en movimiento sustancias químicas que desencadenan en el cuerpo determinadas reacciones. Cada persona posee recursos propios para movilizar el curso de su propia biología. Y existen técnicas para poner en movimiento esos recursos y mejorar la calidad de vida de las personas.

Las emociones y las creencias pueden controlar el desarrollo de la vida al incidir sobre el comportamiento y la actividad genética. La base está en la Psicoinmunoendocrinología, que se refiere al estudio de las interacciones entre los procesos de adaptación de conducta, neuronales, endocrinos e inmunológicos y cuya base fundamental es que el equilibrio. Requiere de la interacción entre el sistema nervioso, el sistema endocrino y el sistema inmune. Pero debe partirse de la base de comprender que la mente se encuentra en todo el cuerpo, cada actitud, cada emoción, cada información que el cerebro genera provoca una respuesta corporal que deja huella.

Cada vez que pensamos, sentimos, imaginamos o actuamos generamos un mecanismo químico que puede sumar o restar. Un estado emocional también es un estado psicológico, no se puede separar del cuerpo. Cuando vos sentís algo es justamente un mecanismo químico, una sustancia que va a impactar en una célula. En el momento que impacta se produce la sensación. Por lo tanto, tenemos un maestro maravilloso que es nuestro cuerpo para nosotros: una sensación de malestar está indicando que hay un mecanismo químico que no es bueno, que vulnera nuestra integridad y entonces, el primer sistema comprometido es el inmunológico.

En Halitus el logro del embarazo se encara no sólo desde la perspectiva de salud reproductiva tradicional sino desde una estrategia multidisciplinaria, con el objetivo de mejorar los resultados de los tratamientos y aportar un bienestar general y una mejor calidad de vida. Para ello, una visión integral de la pareja y la patología es fundamental. Las medicinas alternativas son el perfecto complemento a la medicina tradicional: se basan en el concepto de que todos los aspectos de la vida del paciente – emocional, física y espiritual – impactan de una manera u otra sobre su fertilidad.

Es una herramienta poderosa que permite optimizar cualquier tratamiento médico.
Las personas se van a ejercitar en activar sus propios recursos, para modificar su química interna generando las drogas endógenas necesarias para que el tratamiento que realizan tenga mayores probabilidades de éxito.

Cada persona tiene su propio “laboratorio”, y puede aprender a estimular sus propias drogas según sus necesidades y deseos: estimulantes, ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos, etc. Cada uno puede influir sabiamente sobre todo sus sistemas de regulación mente-cuerpo. Esa sabiduría tiene que ver con el conocimiento de uno mismo. Esto se logra mediante actividades específicas que disminuyen los niveles de stress y permiten conectarse con esa sabiduría.

La mente y el cuerpo en la infertilidad tiene tres pilares fundamentales: Medicina mente cuerpo, que estudia la interconexión e interacción de la mente y el cuerpo y su influencia sobre la salud reproductiva, Medicina tradicional china, que busca el reequilibrio y reeducación de todo el organismo y, finalmente, la consulta psicológica, que atiende la angustia y la ansiedad asociado al tránsito por tratamientos de reproducción asistida y la incertidumbre de los resultados. Esto independientemente del tiempo y del diagnóstico por el que no se logra el embarazo. El Programa asiste los diversos niveles de estrés y predispone al paciente en forma positiva con un doble objetivo: por un lado, prepararlo física, emocional y espiritualmente a enfrentar el tratamiento de reproducción asistida y, por otro, mejorar sus resultados.