Entrenamiento mente-cuerpo para enfrentar la infertilidad - Halitus Instituto Médico - Líder en tratamientos de Fertilización asistida

Mundo Halitus

Inicio - Mundo Halitus - En Los Medios

Por: Diarios Bonaerenses | 03/03/10

Entrenamiento mente-cuerpo para enfrentar la infertilidad


Emplean técnicas para reducir el estrés y aumentar las chances de embarazo.

Para lograr que los pacientes
con diagnóstico de infertilidad
que se encuentran en tratamiento
logren el estado armónico necesario
para que los procedimientos
médicos lleguen a buen puerto,
el Instituto Halitus pondrá en
marcha a partir del mes que viene
un Sistema de Entrenamiento
Especial, basado en los lineamientos
del P.A.R.A. (Programa
Avanzado de Recuperación y
Apoyo) creado por la Fundación
Salud y las pautas del programa
de la Escuela de Medicina de la
Universidad de Harvard para la infertilidad.
El P.A.R.A tiene su
base en la psico-neuro-endocrino-
inmunología, que estudia la
interacción entre la psiquis, el sistema
nervioso, el sistema endócrino
y el inmune.
Este entrenamiento se realiza
en grupos integrados sólo por mujeres
o bien por parejas en tratamiento
y tiene una duración de tres
meses con dos encuentros semanales.
“Son grupos de movilización
y acción, donde cada persona se
entrena para influir sabiamente sobre
todos sus sistemas de regulción mente-cuerpo, trabajando concientemente
consigo mismo”, explicó
la psicóloga María Elena Sardone,
responsable del Sistema de entrenamiento
especial para tratamientos
de infertilidad del instituto
médico Halitus.
La especialista aseguró que estudios
médicos dieron cuenta de
que este entrenamiento logró un 60
por ciento de embarazos en mujeres
infértiles en tratamiento de fertilización
que habían desencadenado
depresión. En cambio, entre las
mujeres que no llegaron a la depresión
pero que tampoco realizaron el
entrenamiento, sólo un 20 por ciento
obtuvo el ansiado embarazo.
CÓMO FUNCIONA
Los especialistas indican que
el estrés es una respuesta del regulacuerpo
a situaciones amenazantes
o demandantes. Este estado
sostenido en el tiempo produce
reacciones químicas internas que
ayudan al organismo a adaptarse
a esas circunstancias. La experiencia
negativa del diagnóstico
de infertilidad o los fracasos en
intentos de lograr un embarazo
elevan los niveles de estrés y
esto, a su vez, disminuye las
chances de éxito de un tratamiento
de fertilidad y aumenta el riesgo
de depresión.
En el entrenamiento que propone
Sardone se emplean diferentes
técnicas que activan “drogas
naturales” como la serotonina,
las endorfinas y dopamina,
todas ellas vinculadas con el humor,
el placer y la sensación de
bienestar. “Al activar estas ´drogas endógenas´ los beneficios llegan
a través del torrente sanguíneo
a todos nuestros órganos y
sistemas”, agregó Sardone.
Entre las técnicas empleadas
durante el entrenamiento la especialista
mencionó las de reestructuración
cognitiva -que permiten
modificar modalidades de
pensamiento “que provocan mucha
química de tensión”-, además
de la llamada terapia de
imágenes y estrategias de meditación
y relajación que ayudan al
bienestar general.
Con este abordaje integral, el
paciente transita el tratamiento
de fertilización con menos estrés
y mayor armonía, “de modo tal
que aumentan significativamente
las chances de lograr un embarazo
exitoso”.