12 respuestas sobre higiene íntima femenina - Halitus Instituto Médico - Líder en tratamientos de Fertilización asistida

Mundo Halitus

Inicio - Mundo Halitus - En Los Medios

Por: Buena Salud | 15/11/10

12 respuestas sobre higiene íntima femenina


Una enorme cantidad de falsas creencias persisten en relación a la zona vaginal. Incluso una gran parte de als mujeres no conoce demasiado sobre los cuidados y la correcta higiene que esta parte de nuestro cuerpo debe tener. La doctora Beatriz Literat, ginecóloga y seóloga, responde las dudas más frecuentes:

1. ¿Las vaginas son todas iguales?
Si consideramos solamente la parte estética, por dentro son muy similares; pero lo que varía es la vulva: en algunas, los labios internos pueden estar ocultos o en otros casos, sobrepasar los externos. Además, generalmente no es simétrica, ya que un lado suele ser un poco más grande que el otro.

2. ¿Es normal que el área presente distintos colores?
El tono de los labios vulvares puede presentar diversas gamas de pigmentación, que muchas veces están ocultas por el vello.

3. ¿Por qué el flujo cambia a lo largo del mes?
Hablamos de flujo cuando existe una secreción mayor que la normal, que puede estar contaminada con bacterias u hongos. Tener cierta cantidad de humedad vaginal es normal, en especial durante la fase ovulatoria. Las paredes de la vagina producen una cierta descamación, perdiendo células con una pequeña cantidad de líquido, generalmente similar a la clara de huevo cruda. Además tiene una flora con lactobacilos de Doderlein que constituye un sistema de defensa antimicrobiano. Durante la ovulación, se produce una mayor cantidad de fluido por la mayor cantidad de estrógenos, que vuelven ese moco más pegajoso y filante. Siempre debería ser transparente, ya que si se vuelve cremoso, amarillo-verdoso y si en algún momento huele mal o arde hay que consultar con el ginecólogo porque significa que hay una infección.

4. ¿Los protectores diarios deben usarse todos los días?
En exceso pueden producir irritación vulvar y cambio en la flora vaginal; por ello, hay que evitar usarlos constantemente o diariamente. Este producto impide que entre aire en la cavidad vaginal, manteniendo y aumentando la humedad cada vez más. Por eso, con su uso, la cantidad de moco aumenta paulatinamente. Las mujeres que no tienen una humedad exagerada, solo deberían cambiarse la ropa interior y no usarlos. Las que tienen un flujo exagerado, deberían consultar con su ginecóloga/o.

5. ¿Es preferible no usar tampones?
El tampón sólo debe usarse durante la menstruación y debe cambiarse cada 2 ó 3 horas. Mientras la mujer duerme, no debería utilizarse. Hay que dejar que entre aire en la vagina. Si se tapona la misma durante muchas horas o en forma habitual, puede aumentar la proliferación de bacterias anaeróbicas.

6. ¿El tampón se puede “perder” en la vagina?
Es imposible que un tampón llegue hasta el útero, ya que el cervix (cuello del útero) bloquea ese acceso. Además los tampones vienen provistos de un doble hilo muy resistente. Sin embargo, si sucediera que el hilo se fue para adentro y el tampón quedó lejos del alcance, la mujer puede colocarse en cuclillas e intentar agarrarlo. Si no es posible, deberá ir a un ginecólogo cuanto antes.

7. ¿Es necesario realizar una limpieza profunda una vez por día?
De ninguna manera. No hace falta higienizar la vagina por dentro, ya que tenemos a la flora vaginal que cumple con esta tarea; la única higiene necesaria es en la vulva, entre los labios externos e internos y en la zona del perineo, con agua y jabón durante el baño diario o con el bidet. Siempre hay que cuidar de no arrastrar bacterias desde la región anal hacia la vaginal.

8. ¿Qué consecuencias puede tener la higiene excesiva?
El uso de los lavados o duchas vaginales es una práctica muy común en la mujer. Sin embargo, hay estudios que demuestran que los lavados vaginales internos, además de alterar la flora vaginal normal, suelen causar irritaciones, sobre todo por los componentes de algunos jabones. Los jabones recomendados son los que no tienen perfume, los de glicerina y los de coco o el de lavar la ropa (jabón blanco común).

9 .¿Cuántas veces por día hay que higienizar la zona?
Normalmente, el baño diario completo es suficiente y después de orinar o ir de cuerpo, con papel higiénico o agua del bidet pero sin exagerar con productos antisépticos como jabones u otros.

10. ¿Es recomendable
usar productos especiales para la higiene íntima (geles, jabones líquidos, talcos)?
Las toallitas de bebés pueden reemplazar al papel higiénico o complementarlo. No hace falta ningún otro producto, sólo higienizarse prolijamente como se indicó antes.

11. Si el olor es muy fuerte, ¿puede neutralizarse con perfumes para la zona?
Con la higiene mencionada, no debería haber olores fuertes. Si los hay, debería consultarse pues tal vez exista una infección. De todos modos la vulva tiene un olor normal como todo el cuerpo, que no es desagradable. No hay ningún inconveniente en ponerse perfume en la piel de las zonas vecinas, como las piernas y la ingle pero sin introducirlo en el interior de la cavidad vaginal.

12. ¿Es aconsejable tener la zona completamente depilada?
La depilación total es una moda, el vello púbico está sobre los delicados labios vulvares como protección. Sin embargo, si una mujer se considera demasiado velluda y eso le molesta, puede depilarse, aunque siempre conviene dejar una franja de vello sobre los labios y alrededor de la entrada vaginal para no alterar la ecología. Con respecto a los métodos depilatorios, puede usarse cualquiera que no produzca alergias, aunque la depilación con cera caliente puede producir inflamación local, dilataciones venosas y aparición de ganglios en la zona inguinal.

Cuidados generales de la “ZONA V”

– Usar ropa interior de algodón o con cubierta de algodón en toda el área de la entrepierna.
– Evitar ropa interior de pequeño tamaño o que no alcance a proteger toda el área vulvar, ya que ésta quedaría expuesta y sin protección.
– No utilizar ropa ajustada o de materiales sintéticos.
– No usar hidratantes, talcos ni desodorantes íntimos, ya que la piel de la vulva tiene su propia hidratación.
– Los protectores diarios sólo deben usarse en ocasiones especiales, ya que aumentan la humedad vulvar y predisponen a infecciones.
– Las toallas higiénicas no deben tener perfumes ni aditivos. Cambiarlas cada 4 horas para evitar malos olores.
– Los tampones se deben cambiar cada 2 ó 3 horas, y no deben usarse todos los días del ciclo ni para dormir.
– Reservar su uso para situaciones especiales, como nadar u otras actividades deportivas.
– No realizar duchas intravaginales porque alteran la flora bacteriana normal de la vagina ypueden producir la proliferación de gérmenes que generen una infección genital.
– La depilación no debe ser completa: conservar los vellos que protegen el área del clítoris, la uretra y la entrada vaginal.
– Prestar atención a la higiene del compañero, sus manos y otras partes de su cuerpo pueden ser fuente de infecciones ginecológicas.
– Ante síntomas de prurito o flujo vaginal, no automedicarse. Consultar con el ginecólogo.

Técnicas de higiene íntima

• La limpieza debe ser diaria: no debe ser excesiva ni insuficiente.
• Lavarse las manos antes y después de ir al baño.
• Utilizar jabones con pH ácido y enjuagar con abundante agua. Secar muy bien el área genital.
• Lavar la región anal con agua, después de evacuar. Limpiar de adelante hacia atrás con papel higiénico blanco y sin aditivos.
• Durante la menstruación, es preferible realizar el lavado dos o más veces al día.
• El lavado de los genitales debe hacerse durante el baño diario con jabón sin aditivos. Para evitar irritaciones, enjuagar con abundante agua.

Asesoramiento: Dra. Beatriz Literat, ginecóloga y sexóloga

Fuente: Buena Salud