23.04.12 | Departamento Mente Cuerpo

Acupuntura y el logro del embarazo en pacientes infértiles

Puede la medicina china y la acupuntura ayudar a los problemas de infertilidad? La acupuntura equilibra el organismo en su totalidad, afirma Claudia Pagano, del
Departamento Mente-Cuerpo de Halitus Instituto Médico.

Agrandar letra Achicar letra Imprimir Enviar por email Agregar a mi Halitus  Medio Grafico
La Medicina Tradicional China aborda al paciente como una totalidad buscando desbalances en el sistema, en lugar de enfocarse en la enfermedad o disfunción en forma aislada. Esta milenaria medicina emplea un amplio espectro disciplinas y tratamientos incluyendo terapia con hierbas, trabajo corporal, ajustes en la dieta y la ACUPUNTURA.

La acupuntura es una práctica china tradicional mediante la cual se insertan pequeñas y delgadas agujas en la piel en puntos específicos del cuerpo para aliviar dolores y tratar ciertas enfermedades. Consiste en un estado de “hipoanalgesia” o de analgesia obtenido por estimulación periférica sobre puntos de energía. Es un tipo de medicina alternativa y complementaria que enseña que la fertilidad es un estado natural del ser humano.

La OMS probó la acupuntura en diferentes patologías incluyendo problemas reproductivos como infertilidad, impotencia, enfermedad inflamatoria pelviana, vaginitis, períodos irregulares y dolorosos, malestares matutinos en el embarazo. Diversos estudios sugieren que la acupuntura antes y después de la transferencia embrionaria en pacientes con infertilidad aumentaría las tasas de éxito del embarazo. A su vez, la medicina complementaria está siendo cada vez más utilizada cuando el embarazo se demora o no llega naturalmente en las primeras etapas de la búsqueda.

En el caso de pacientes con problemas de fertilidad, la acupuntura trabaja eliminando los bloqueos, estimulando los puntos correctos y enviando el flujo sanguíneo necesario a los órganos reproductivos estabilizando los niveles hormonales. De esta forma, puede incrementar la función ovárica en las mujeres, ayuda a aumentar la circulación de sangre al útero. En en el varón, mejora la salud y calidad de los espermatozoides. Además, reduce el estrés y alivia los efectos secundarios de la medicación que se utiliza en los distintos tratamientos de fertilización asistida.

El Dr. R. Sergio Pasqualini, director científico de Halitus Instituto Médico dice: “Hoy en Halitus integramos nuestra experiencia en el Departamento Mente-Cuerpo y estamos muy contentos con los resultados. Encaramos el logro del embarazo no sólo desde la salud reproductiva clínica sino desde una estrategia multidisciplinaria con el objetivo de mejorar los resultados de los tratamientos, aportar un bienestar general y una mejor calidad de vida”.

Todos aquellos que deseen realizar este tratamiento, comenzarán con una entrevista en la cual se realizan preguntas clave para hacer una evaluación energética del paciente. En ella se evaluará la postura, tono de voz y el pulso, entre otros. De acuerdo al diagnóstico se podrá utilizar una combinación de distintos tratamientos para devolver el equilibrio al cuerpo y de esta manera tener más posibilidades de lograr el tan deseado embarazo.